Una carta al futuro: la pandemia de 2020 que nos cambió la vida

Covid-19² (al cuadrado).

Hoy me levanté, me preparé un café negro con dos cucharas de azúcar, aparentemente un día normal. Luego procedo a prepararme para dirigirme hacia mi trabajo por que soy un trabajador “esencial“ recuerden este adjetivo lo retomaremos más tarde.

Estoy a punto de salir cuando tengo una sensación que he olvidado algo y empiezo a verificar mentalmente que tengo todo lo necesario, ¡mi, mascarilla! exclamé rápidamente. 
Y como todos ustedes saben, las mascarillas se han vuelto parte importante del atuendo de los neoyorquinos, estadounidenses, y el resto del mundo.

Actualmente, estamos atravesando una pandemia causada por el Covid-19, una afección respiratoria que se puede propagar de persona a persona. 
El virus que causa el Covid-19 es un nuevo coronavirus que se identificó por primera vez en Wuhan, China, a finales de diciembre de 2019.
Lo que hoy vivimos parece un producción de Hollywood y es que muchas veces la realidad supera la ficción.

La última vez que el mundo experimentó algo como esto fue en 1918 con el Spanish flu (pandemia de gripe), la cual infectó alrededor de 500 millones de personas, un tercio de los habitantes en ese entonces y las muertes fueron un estimado de 17 a 100 millones de personas, pero la pregunta es, ¿cómo llegamos acá? Un virus que se creé haberse originado en un mercado de mariscos en el sur de China y que hoy tiene a los países más poderosos del mundo en cuarentenas indefinidas, negocios cerrados, aeropuertos desiertos, economías colapsándose, bolsas de valores por los suelos, miles de infectados y miles de cientos de muertos.
A fines del 2019, en diciembre se reporta el primer caso de Covid-19, no se sabía cuán contagioso, de dónde provenía o cuán letal era.

La realidad es que para enero Wuhan, se convirtió en el epicentro de este virus y  forzó a las autoridades chinas a cerrar la ciudad y a tomar estrictas medidas sanitarias para reducir la propagación de este virus.

Aunque China hasta el momento ha reportado alrededor de 82,929 casos y menos de 5,000 muertos, varios medios de comunicación han descrito estos números como muy dudosos y culpan a las autoridades chinas de no alertar al resto del mundo de cuán grave y rápida era la propagación del Covid-19, un estudio realizado por seis investigadores de la Universidad de Hong Kong, creen que 232,000 personas estarían contagiadas en febrero, contrario  a los 75,000 casos reportados.

El resto del mundo veía como China atravesaba por una de las crisis sanitarias más grandes en la historia. Luego en febrero se confirmaron los primeros casos en Europa, España e Italia, países que han sido de los más afectados por el Covid-19, Italia con cifras alrededor de los 225,000 casos y 31,908 muertes y España con 231,00 casos y  27,650 muertes.

La preocupación crecía en el mundo y muchos países comenzaron a imponer restricciones de acceso e inmigración para evitar la propagación.

En Norte América se hablaba de cuán exorbitantes eran los números en estos países europeos. El país de las barras y las estrellas no se imaginaba lo que se avecinaba.

Foto: Manuel Pellon

Mucho se habla acerca de cómo la administración del actual presidente manejó esta crisis, desde la lenta respuesta restringiendo la entrada al país de extranjeros, las pocas pruebas realizadas al comienzo de lo que ya era una pandemia y lo mucho que se subestimó al Covid-19.

La situación se salió de control en los Estados Unidos, actualmente hay cerca de 1.52 millones de casos y un número devastador de 90,000 muertes.
Nueva York se convirtió en el Epicentro del Covid-19 a nivel mundial con 338,000 casos y alrededor de 22,000 muertes.

Nueva York ‘la capital del mundo’, es una de las ciudades con más densidad de población en los Estados unidos y a esto le añadimos que la mayoría de las personas dependen del transporte público, convirtiendo la propagación del Covid-19 en una pesadilla.

Foto: Manuel Pellon

Nueva York la meca del comercio y turismo cerró sus puertas el 22 de marzo del 2020, forzando a miles de negocios a cerrar, empresas a laborar desde casa, niños y adolescentes a estudiar en línea, Broadway cerró sus puertas, el caos que caracteriza a Times Square se convertía en un lugar silencioso y todo esto con el fin de aplanar la Curva del Covid-19 y tratar de no saturar los Centros Médicos.

Las únicas personas que estaban autorizadas a transitar eran los “trabajadores esenciales”, personas que laboran en hospitales, bomberos, policías.

Estos grupos siempre han sido denominados como esenciales y les agradecemos por su labor y su sacrificio, son héroes sin capa. Pero, a estos héroes se le sumaron otro grupo de personas.
Aunque irónicamente este grupo pasa desapercibido ante la sociedad la mayor parte del tiempo y muchos creen que lo que hacen no tiene valor, estos héroes han hecho que en estas circunstancias nunca antes vividas en este siglo XXI, se pueda apreciar su labor y cuán importante son para nuestro día a día.

Foto: The Times Angeles

Hablo de las personas que trabajan en la industria de la comida, personal de limpieza, personal que trabajan en supermercados, estos son los héroes que han estado al frente de la batalla del Covid-19 junto a los doctores, bomberos y policías, estos son los héroes que arriesgando su propia salud han hecho que los neoyorquinos puedan tener su despensa llena, estos son los que se han encargado de limpiar la ciudad, estos son los que se han llevado comida a domicilio, estos héroes que muy pocas veces son reconocidos y que cuentan con los salarios más bajos, ellos son los encargados que la economía no se paralizará por completo.

Hay muchos mas aspectos ha considerar cuando hablamos de los trabajadores esenciales, el 70% de estos son minorías, en estos incluimos tránsito, trabajadores de la salud, trabajadores de limpieza, industria de la comida, oficina de correos.

Más de 40% de los trabajadores de tránsito son Afroamericanos y el 60% de trabajadores de limpieza son hispanos según un reporte dado por la ciudad de Nueva York.

Foto: Manuel Pellon

Lo más triste de esta situación es que el Covid-19 es el doble de mortal para los Afroamericanos y latinos, y esto debido a inequidad económica y acceso a asistencia médica.

Cuando hablamos de nuestra comunidad latina, muchos de ellos son inmigrantes que no poseen una documentación legal y debido a su estatus no son elegibles para ninguno tipo de ayuda federal o estatal.

Foto: Manuel Pellon

Esta comunidad  que vive en las sombras y como diría mi compatriota cantautor Ricardo Arjona “El suplicio” de un papel lo ha convertido en fugitivo y no es de aquí por qué su nombre no aparece en los archivos y no es de allá por que se fue.

Una comunidad que es parte importante en la industria de los Estados Unidos y que aporta billones de dólares en impuestos para el desarrollo económico, y que actualmente sufre de xenofobia, racismo y discriminación como nunca antes.

foto: Nick Baryshnikov

Una comunidad que a pesar de tantos obstáculos se ha caracterizado por tener una excelente ética de trabajo, una comunidad soñadora, una comunidad que cree que el mañana será mejor. Aunque el panorama se vea oscuro, aunque el Covid-19² sea al cuadrado para nuestra comunidad.

¡Siempre hay una luz al final del  túnel!

Actualmente los casos están disminuyendo en el estado de Nueva York, eso brinda un poco de alivio.

Tal vez el futuro se ve incierto, miles de trabajos perdidos, miles de muertos, tal vez viviremos una de las recesiones económicas más grandes en la historia de la humanidad, a pesar de todo esto me niego a creer que esto nos derrotará por que no importa de donde vengas, si has hecho Nueva York tu casa, eres parte de esta comunidad.

¡Nueva York fuerte! En Dios confiando  y juntos saldremos victoriosos

Portada

  • En Boga TV

    DESCARGA GRATIS

    Guía Para aprender a hacer un sururú